Alejandro Beltrán, Country Manager en Colombia de Buda.com: “Bitcoin muestra que llegó para quedarse”

Sin categoría

Buda.com es uno de los mercados y wallet de criptomonedas más populares de Latinoamérica. Surgió en 2015 en Chile, siendo una plataforma de negociación automática (exchange) de bitcoin. Ahora operan en cuatro países de Latinoamérica. Y trabajan con cuatro criptomonedas (Bitcoin, Ether, Litecoin y Bitcoin Cash). Cointelegraph en Español dialogó con Alejandro Beltrán Torrado, Country Manager de la firma en Colombia, para conocer más sobre esa empresa y la visión que tienen en la región.

Fernando Quirós (FQ): ¿Hace cuánto que operan en Colombia?

Alejandro Beltrán (AB): Desde agosto del 2016 iniciamos operaciones.

FQ: ¿En qué otros países operan?

AB: Estamos en Chile, Perú y Argentina.

FQ: ¿Cómo ven el potencial de las criptomonedas en Latinoamérica?

AB: Latinoamérica es uno de los lugares del mundo donde las criptomonedas tienen más potencial de transformar el ecosistema financiero local. La razón de esto es porque la región cumple con tres condiciones que no se dan en todas partes y que son esenciales para el potencial de Bitcoin: alta tasa de conectividad (smartphone + red de internet para celular), el cual es una de las grandes banderas del Gobierno actual en Colombia; tasa de pobreza bajando rápidamente y empoderamiento de la clase media que exige mejores servicios financieros y digitales y una muy baja bancarización.

FQ: ¿Para qué son más usadas las criptomonedas en Colombia? ¿Ahorro? ¿Inversión? ¿Medio de pago? ¿Remesas?

AB: Inversión de largo plazo, especulación y arbitraje entre mercados. Actualmente, los comercios están encontrando en las criptomonedas una solución de escalar su negocios aceptándolo como medio de pago. Se estima que hay más de 100 establecimientos de comercio aceptando criptomonedas en Colombia.

FQ: ¿Las criptomonedas permiten realmente la inclusión financiera a personas que están fuera del ecosistema bancario tradicional?

AB: Definitivamente. En un país donde 9 de cada 10 personas usa efectivo como medio de pago y el acceso a servicios 100 por ciento digitales transaccionales y de inversión en el mercado de valores implican altos costos e impuestos antitécnicos (caso del famoso 4 por 1000), se hace aún más valioso el uso de Bitcoin como medio de pago, depósito de valor y sistema alternativo de financiación e inversión en economías emergentes.

FQ: ¿Hay resistencia de la sociedad a utilizar criptomonedas todavía?

AB: No en la sociedad, sí en el Estado. Hace tres años te hubiera respondido diferente. Hoy todos sabemos que Bitcoin es una tecnología de transformación y alternativo al sistema monetario tradicional.

Te puede interesar: La Universidad Nacional de Colombia formará parte de un Consorcio Global de Blockchain para la Ciencia

FQ ¿Cómo ven el tema de las regulaciones? ¿En Colombia hay normativas al respecto?

AB: En Colombia, el Congreso de la República, que es el órgano competente para expedir regulaciones de criptomonedas no ha expedido ley alguna, sin perjuicio que a la fecha esté considerando la opción de presentar proyectos de ley en dicho sentido. Adicionalmente, existen unos conceptos por parte de autoridades (Dian, Banco de la República, Consejo Técnico de la Contaduría Pública, Superintendencia Financiera de Colombia) sobre, entre otros, las implicaciones contables, tributarias, cambiarias. Desafortunadamente, los conceptos emitidos por la Superintendencia Financiera de Colombia, son cuestionables legal y constitucionalmente bajo la regulación colombiana, y han mandado un mensaje negativo sobre la adopción y uso de las criptomonedas y esta tecnología en Colombia, sumado a los efectos negativos de la aplicación de dichos conceptos.

No dejes de leer: Matías Goldenhorn, director para Latinoamérica de Athena Bitcoin: “Nuestro cajero número 100 es una ayuda para el pueblo venezolano”

FQ: Colombia está muy cerca de Venezuela. ¿Han notado el uso y envío de criptomonedas entre ambos países?

AB: Sí, pero no estamos 100 por ciento seguros por qué. Creemos que las restricciones impuestas por el Gobierno Venezolano, en conjunto con el alto control cambiario y las exacerbadas presiones inflacionarias, han dejado una incalculable pérdida del poder adquisitivo per cápita en Venezuela. En consecuencia, las economías en recesión y desaceleración promueven de forma orgánica y bajo una necesidad apremiante a Bitcoin como el único método para conservar valor y transferir recursos al exterior. Se establece que el 84 por ciento de las transacciones en Bitcoin en Latinoamérica se generan entre Venezuela y Colombia.

FQ: El Bitcoin ya cumplió diez años. ¿Qué creen que pasará en los próximos diez años con las criptomonedas?

AB: Pasaremos de tecnología de nicho a mainstream. Su crecimiento en uso como solución transaccional es exponencial y tiene un panorama positivo. Más allá de la especulación, Bitcoin muestra que llegó para quedarse.

Te puede interesar: Por la hiperinflación, venezolanos prefieren convertir su salario en criptomonedas

Fuente Cointelegraph

Last modified: Abril 17, 2019