Buscando permanecer en el tiempo: Cómo la nueva bolsa de valores a largo plazo puede ayudar a la criptoindustria

Sin categoría

Una de las introducciones más significativas que la blockchain ha hecho disponible en los últimos años es la adición de nuevas herramientas a través de las cuales las empresas pueden obtener capital. La tecnología ha hecho posible recaudar fondos para un proyecto de inversores para el bolsillo de casi cualquier tamaño a través de ofertas iniciales de monedas (ICO), así como de ofertas de token de valor (STO).

Habitualmente, estos inversionistas ponen su dinero no solo a cambio de un buen pago, sino que también suelen creer en el proyecto. Estos inversionistas forman la comunidad alrededor de la cual se construyen los nuevos proyectos. Este es el concepto que popularizó el término coloquial “hodl” en el mundo de las criptos. Este no suele ser el caso en el ámbito de la inversión tradicional.

La Bolsa de Valores a Largo Plazo (LTSE), que recientemente obtuvo la aprobación de la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) para lanzar una nueva bolsa de valores, pronto podría hacer posible que las empresas también recaudaran fondos por medios tradicionales. Esto significa atraer el tipo de inversores comprometidos y a largo plazo que hemos visto en el espacio de las criptos, pero a través de herramientas de inversión ampliamente aceptables.

Esto podría ser una revelación para la industria de las criptos, ya que muchas empresas que funcionan en el espacio poseen las características que busca LTSE: fase inicial y considerable potencial de crecimiento a largo plazo.

Un portavoz de la LTSE le dijo a Cointelegraph que el hecho de que “la bolsa estará disponible para las empresas de todos los sectores” apoya esa idea. Sin embargo, la empresa no ha proporcionado más detalles sobre si espera ver un gran interés por parte de la industria de las criptos y blockchain. Sin embargo, el que los fondos de inversión orientados a la tecnología como el Founders Fund y Andreessen Horowitz estén respaldando la nueva bolsa de valores, podría aumentar el entusiasmo.

¿Debería la criptoindustria echar un vistazo más de cerca?

La recaudación de capital basada en blockchain se ha desarrollado desde un modelo no regulado, mediante modelos que van desde las ICO y hasta el de las OST un tanto reguladas. Pocas empresas —incluyendo al minorista en línea estadounidense Overstock.com, propietario de tZERO, Polymath, Securrency, Securitize, entre otras— están construyendo la infraestructura para permitir que las empresas aprovechen el modelo STO que cumple con las normas para recaudar fondos de inversores comprometidos que el mundo de la blockchain ha sido capaz de atraer. El mercado de los tokens de valor, dada su estructura reguladora, parece estar en competencia directa con LTSE.

Sin embargo, se dice que el mercado de los tokens de valor no ha estado a la altura de las expectativas hasta ahora, en parte porque los inversores que podrían aportar liquidez al mercado no han visto suficientes razones de peso para asumir los riesgos tecnológicos, normativos y de mercado asociados a esta nueva clase de activos. Por ejemplo, la liquidez en el exchange de tokens de valor tZero se ha reportado como baja, y se ha informado que la compañía ha presentado pérdidas.

La LTSE, basándose en un mercado bursátil ya maduro, podría convertirse en una alternativa viable tanto para las empresas relacionadas con blockchain como para las que no están relacionadas con ella, que podrían haber buscado aprovechar el mercado de los tokens de valor para recaudar fondos de los inversores pacientes.

¿Qué problema está tratando de resolver la LTSE?

Por ejemplo, se dice que Jeff Bezos —el hombre más rico del mundo, cuya fortuna vale más de 100,000 millones de dólares— habría invertido 3 millones de dólares en Uber en 2011. Según se informa, la participación que compró entonces tiene un valor de unos 400 millones de dólares, a partir de la oferta pública inicial (IPO) de Uber el 10 de mayo de 2019. Si fuera posible que un inversionista de ingresos medios invirtiera USD 10,000 en la compañía de transporte de pasajeros al mismo tiempo que Bezos, su participación podría ser ahora de más de USD 1.3 millones. Pero muchas regulaciones hacen difícil que el inversionista promedio de ingresos medios participe a ese nivel.

Garry Tan, el inversionista durante la fase inicial de Coinbase, aludió a esta cuestión en un tuit:

“Las empresas salen a la bolsa más tarde y eso es un problema, ya que solo los inversores privados tienen acceso a la apreciación de 10X a 100X en la valoración sub-$B de alto crecimiento”.

El objetivo de la LTSE es cerrar esta brecha alentando a las empresas en fase inicial con potencial de crecimiento a largo plazo a que salgan a bolsa antes de tiempo. La hipótesis es que, si las empresas salen a la bolsa con la suficiente antelación, todo el mundo puede participar en la riqueza recién creada.

En la nueva bolsa de valores creen que las empresas retrasan las IPO debido, principalmente, al pensamiento a corto plazo del mercado, que obliga a las empresas a centrarse en la entrega de resultados financieros estelares de trimestre a trimestre. Esto, según Eric Ries, CEO de LTSE, ha llevado a una disminución de la innovación.

Un estudio reciente de algunos fondos de cobertura que invirtieron en la popular empresa de reparto de viajes Lyft en la salida a bolsa es un ejemplo de la mentalidad a corto plazo del mercado de valores. La encuesta mostró que los inversores no creían en las perspectivas a largo plazo de Lyft. Lyft salió a la bolsa a través de una oferta pública inicial el 29 de marzo.

Vincent Ning, director de investigación y operaciones de Titan Invest, que realizó una encuesta sobre fondos de cobertura, reveló a la publicación de noticias tecnológicas Recode que algunos fondos a corto plazo podrían estar fuera de las acciones de Lyft tan rápido como al final del primer día de negociación.

Para forzar potencialmente a los participantes del mercado a adoptar una visión a largo plazo, LTSE está construyendo una estructura que animaría a las empresas en crecimiento a atraer y recompensar el capital paciente a largo plazo en el mercado público. La bolsa de valores cree que su propio enfoque ayudará a construir empresas más sostenibles.

¿Cómo planea la LTSE fomentar la idea del largo plazo?

El objetivo de la empresa es ordenar a las empresas que cotizan en bolsa que adopten un conjunto de principios de gobierno corporativo que fomenten el pensamiento a largo plazo, tanto para la empresa como para los accionistas. Ha desarrollado un conjunto de normas de cotización para lograr esa visión.

La bolsa animará a las empresas que cotizan en bolsa a centrarse en la publicación de indicadores clave de crecimiento futuro y a limitar el énfasis en las predicciones trimestrales. Otra parte de los principios es alentar a las empresas que cotizan en la LTSE a que vinculen la remuneración y las primas de los ejecutivos con el rendimiento previsto para la próxima década, en contraposición al típico statu quo de Wall Street que vincula la remuneración y las primas con los logros a corto plazo.

La junta de administración de las empresas que cotizan en LTSE también puede haber creado un comité que supervisará e informará sobre los planes estratégicos de la empresa para el crecimiento a largo plazo. La bolsa dice que tendrá una estructura que permitirá a los inversores mantener su participación durante más tiempo para generar más derechos de voto. Esto podría proteger a las empresas de los inversores con un enfoque a corto plazo que persiguen activamente sus agendas.

Las bolsas existentes, incluyendo la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) y el Nasdaq, tienen sus propias y sólidas reglas de cotización que contienen requisitos de gobierno corporativo en las mismas áreas —derechos de voto, composición del directorio— al igual que la LTSE. Sin embargo, no parecen imponer los requisitos a largo plazo que la LTSE propone.  

¿Impactará la LTSE en el mercado de recaudación de fondos de las criptos?

Una desventaja significativa de la LTSE es quizás que su atractivo puede limitarse solo a las empresas estadounidenses, ya que la bolsa está basando sus operaciones en los EE. UU. Mientras que las empresas extranjeras pueden cotizar en la bolsa de los EE. UU., las empresas más pequeñas que recurren al mercado de criptos en busca de fondos pueden verse desbordadas por los requisitos de cotización.

En este sentido, el mercado de OST, con su alcance global, podría seguir siendo la mejor oportunidad que tienen las pequeñas empresas no estadounidenses para acceder al capital de crecimiento a largo plazo de los inversores públicos.

También existe la posibilidad de que el éxito de la LTSE valide el concepto de dar acceso a las empresas a fondos públicos cuando están empezando. Un efecto dominó podría conducir también al crecimiento del mercado de la STO.

Además, como la LTSE dice que está abierta a trabajar con empresas de todos los sectores, junto con el hecho de que algunos de sus patrocinadores están a favor de las criptos, podría haber muchas oportunidades para el crecimiento mutuo.

Tener una bolsa de valores en la que las criptoempresas puedan cotizar puede nivelar el campo de juego entre las criptos y otras industrias. Esto también puede proporcionar munición adicional en las discusiones en curso sobre cómo involucrar a los actores tradicionales del mercado en la criptoesfera. Hasta ahora, empresas como Bakkt y ErisX están liderando el camino, y si las criptoempresas obtienen cotizaciones en la LTSE, esto promoverá aún más la causa.

No dejes de leer: 

Facebook registra nueva empresa de tecnofinanzas en Suiza

Coinbase Earn ya está disponible para el público en más de 100 países

Banco de Ahorro de Rusia exige a cliente que proporcione datos sobre los ingresos por criptomonedas 

Fuente Cointelegraph

Last modified: Mayo 18, 2019