¿Cómo se verá Bitcoin (BTC) en diez años?

Sin categoría

Bitcoin es una moneda digital creada por el desarrollador seudónimo Satoshi Nakamoto en 2009. Es la versión en línea del dinero. Fue la primera criptomoneda creada, y marcó el ritmo de otras altcoins. Permite a los usuarios enviar y recibir fondos sin un intermediario externo, lo que lo convierte en un sistema de pagos descentralizado.

Las personas pueden obtener la moneda a través de diferentes formas, incluida la minería, el comercio y la recepción como pago por bienes y servicios. La minería de Bitcoin es el proceso de confirmar y validar las transacciones de Bitcoin, y al hacerlo, se crean nuevas monedas y se lanzan a la circulación.

La minería implica resolver acertijos computacionales para descubrir un nuevo bloque que se agrega a la cadena de bloques. Un Blockchain o cadena de bloques es un libro de cuentas gigante virtual que realiza un seguimiento de cada Bitcoin extraído y comercializado. Facilita el seguimiento del historial de monedas y evita que las personas gasten monedas que no son de su propiedad, haciendo copias falsas y deshaciendo transacciones ya realizadas.

Peculiaridades y riesgos involucrados con Bitcoin

El comercio de Bitcoin es la forma más común de adquirir monedas, ya sea comprandolas o vendiéndose. Las personas pueden enviar monedas a su billetera virtual de Bitcoin, y usted puede hacer lo mismo. Esto hace que convertirse en un comerciante sea fácil y directo.

Existen muchas plataformas hoy en día para comerciar con Bitcoin, inclusive en los últimos años ha crecido exponencialmente su proliferación, a diferencia de los años de adopción de la criptomoneda.

El precio de Bitcoin es muy volátil y en su mayoría impredecible. La criptomoneda alguna vez se negoció hasta USD 19,783 durante el auge de la criptografía de 2017. Al momento de escribir, el precio BTC es de USD 8,800, un precio que ya representa más del 50 por ciento de ROI para los que acumularon en tiempos bajos de marzo 2020.

Existen algunos riesgos asociados con el comercio de Bitcoin El comercio se convierte en un riesgo de seguridad porque todos los intercambios son digitales y, como ocurre con todos los sistemas virtuales, es posible la piratería, los errores y el malware. Este riesgo puede mitigarse al no almacenar claves de cifrado en una computadora. Es una mejor idea imprimirlos en papel y guardarlos en un lugar seguro o usar una billetera de hardware como el Ledger Nano S para almacenar grandes cantidades de criptomonedas.

También existe el riesgo de fraude. Los estafadores pueden intentar vender Bitcoins falsos. Esto se puede descubrir fácilmente al analizar la cadena de bloques de la transacción correctamente. También ha habido casos de manipulación de precios de Bitcoin por estafadores.

El principal peligro del comercio de Bitcoins es el riesgo de mercado. Como todas las inversiones, el valor de la moneda puede fluctuar. La moneda ha experimentado oscilaciones significativas en el precio durante su corta vida útil. Se sabe que el valor de las monedas se deprecia más del 61% en un solo día. Sin embargo, el escenario inverso también es posible, por lo que este riesgo también puede duplicarse como una ventaja.

¿Qué depara el futuro?

A pesar de todo eso, está ocurriendo una revolución silenciosa de Bitcoin. Más de 200,000 tiendas sólo en Japón aceptan la criptomoneda como medio de pago para una transacción. En diez años, más tiendas y comerciantes comenzarán a aceptar Bitcoins en todo el mundo. Esto aumentará tanto el precio de Bitcoin en USD como el mercado de la moneda.

Mientras más marcas principales respalden a Bitcoin como un medio de pago válido, más personas comunes estarán dispuestas a usar BTC y criptomonedas en general. Este movimiento aumentará exponencialmente el valor, ya que habría más demanda con una oferta limitada.

Bitcoin aún puede no usarse como medio de intercambio. Sin embargo, los analistas predicen que se convertiría en una valiosa reserva de valor. Servirá como un medio para mantener el dinero a salvo de la depreciación de la moneda. Esto lo convierte en una buena inversión.

Si bien la criptomoneda no es la única del mercado, es la primera y más resistente a ataques o vulnerabilidades, además de tener un suministro fijo como pocas, que le permite ser apetecible a lo largo del tiempo, a medida que su valor se incrementa con su escasez.

Muchos analistas coinciden en que el precio de Bitcoin será tan alto como la imaginación lo permita, además que su uso estará más generalizado en una década, comparándolo junto a la tecnología disruptiva propuesta -blockchain-, a la situación actual que vive por ejemplo el Internet.

Si bien existen muchos desafíos por delante, especialmente en el área de educar, lo cierto es que desde ya la criptomoneda líder ha sido y sigue siendo usada para romper barreras tradicionales impuestas por los sistemas clasistas financieros tradicionales.

Conclusión

En general, el comercio de Bitcoin es una tendencia en evolución. Hay algunos riesgos involucrados, pero no es sorprendente para cada inversión. Las tendencias demuestran un aumento constante pero lento en el número de empresas que aceptan Bitcoin y el número de comerciantes. Es compatible con la tecnología, conveniente, y la naturaleza virtual lo hace accesible desde cualquier parte del mundo.

Más jóvenes están invirtiendo en criptomonedas, y de acuerdo con las tendencias del mercado, más personas se unirán al tren.

En diez años, se espera que la criptomoneda tenga más usuarios y comerciantes, un mejor precio y sea más aceptable para la mayoría de las tiendas y empresas comerciales en todo el mundo, salvo cualquier cambio drástico en las tendencias del mercado mundial.

Por ahora ha quedado demostrado que el Bitcoin puede ser más lucrativo inclusive que el Oro tradicional o cualquier acción en Wall Street dentro del exclusivo índice SP500, por colocar en contexto su grado de riqueza.

Por si fuera poco, a pesar de que sus detractores indican que es costoso y lento, Bitcoin es más económico que una transferencia bancaria, con una ventaja tan grande como la cifra que se desee movilizar, además de romper barreras, no necesitar de terceras partes y una red creciente con cada vez más nodos involucrarse para soportar.

Sigue leyendo:

Fuente Cointelegraph

Last modified: Abril 30, 2020