Cuatro exchanges de Corea del Sur ayudan a la policía en una investigación sobre pornografía infantil

Sin categoría

Cuatro exchanges de criptomonedas de Corea del Sur estarían ayudando a las autoridades policiales locales en la investigación del llamado caso de las “nth rooms” o “enésimas habitaciones” que ha ocupado los titulares en todo el país.

Según el informe publicado el 25 de marzo por Chainnews, Upbit, Bithumb, Coinone y Korbit colaboraron con la policía en un intento de revelar la identidad de los involucrados en el escándalo de la pornografía infantil.

La policía surcoreana había dicho que unas 10,000 personas se habían unido a los grupos de Telegram a través de los cuales se distribuía el material pornográfico.

Transacciones de criptomonedas involucradas en el caso de “nth rooms”

Aunque no ha sido posible cuantificar con precisión, las autoridades dicen que una parte de los miembros pagaron alrededor de USD 1,200 en criptomonedas para obtener acceso.

Más de 2.6 millones de coreanos ayudaron a revelar la identidad de Cho Joo-bin, de 24 años, el hombre que dirigió la red de chantaje cuyas víctimas eran niñas y niños.

“The Doc”, el apodo en línea utilizado por Cho, declaró lo siguiente después de ser arrestado:

“Gracias por detener mi vida como un demonio que no pude detener”.

Niñas menores como víctimas del círculo de pornografía infantil en línea

Hasta ahora, la policía afirmó que 74 personas fueron víctimas de los crímenes, y entre ellas hay 16 niñas menores.

Citando a los medios de comunicación locales, el New York Times declaró que casi 300,000 personas han pagado para acceder a salas de chat en línea donde el contenido pornográfico se ha distribuido desde 2018.

Durante varios años, la policía de Corea del Sur ha estado luchando contra los sitios web pornográficos para combatir la pornografía infantil.

Las investigaciones de las autoridades locales destacan que Telegram ha sido lo suficientemente encriptado como para proteger la libertad de expresión. Desafortunadamente, los delincuentes se han aprovechado de estas protecciones, convirtiéndolos en un vehículo esencial para el comercio sexual.

Sigue leyendo:

Fuente Cointelegraph

Last modified: Marzo 26, 2020