El cibercrimen se ha disparado en América Latina en plena crisis por el COVID-19

Sin categoría

De acuerdo a Kapersky, América Latina registra unos cinco mil ataques de ransomware por día, sin contar las estafas online en Internet que están creciendo en un gran número de países de la región.

Lo anterior da cuenta de la escalada en el cibercrimen en latinoamérica, donde los hackers parecen estar encontrado un terreno fértil de vulnerabilidades para hacer de las suyas, en plena crisis por la pandemia del COVID-19 que añade un ingrediente adicional de desespero en las personas para caer en este tipo de ataques.

Incluso, uno de los principales ataques en Internet en América Latina se produjo recientemente con las descargas de la aplicación COVID Lock, la cual se usó para robar datos de las personas que la habían descargado, pidiendo compensaciones en criptomonedas por parte de sus atacantes, tal cómo lo reseña el medio digital elheraldodehenares.

Entre los países más atacados se encuentran Brasil, México, Colombia, Perú y Ecuador, según el panorama de amenazas de Kapersky para América Latina, una empresa líder en soluciones antivirus online, que registró 1.3 millones de ataques sólo de ransomware entre enero y septiembre de este año.

Además del reporte de la firma rusa en soluciones informáticas de protección de datos, los hechos alusivos a estafas online relacionadas con la cura del COVID-19 por ejemplo, también tiene un alto grado de penetración en países como Puerto Rico, Guatemala y México, ya que los delincuentes han logrado sacar provecho de la crisis sanitaria para atacar y poner en práctica cualquier tipo de estafas con el fin de robar datos personales.

Más interesante aún son las cifras que provienen del panorama de amenazas en la región dadas por Kapersky en su reporte a inicios el mes de octubre: dos de cada tres ataques en la región son contra empresas y solo uno de cada tres está dirigido a usuarios. La empresa dice haber bloqueado más de 20,5 millones de ataques contra usuarios caseros, mientras que los ataques contra organizaciones superan los 37,2 millones.

Entre los datos considerados en el periodo de enero a septiembre del 2020, Brasil continúa siendo el líder absoluto ya que es el país con el mayor número de ataques con un un 55.97%, seguido de México «27.86%», Colombia «7.33%», Perú «5.36%», Argentina «1.87%« y Chile «1.62%».

En relación al coeficiente de riesgo a nivel corporativo, la lista está encabezada por Argentina y México, mientras Perú es el país donde las empresas corren un menor riesgo de ataque.

Y es que las cifras anteriores tienen una base sólida en cuanto a las malas prácticas de las empresas y entidades gubernamentales que permiten que los ataques sean una amenaza real, tal cómo lo señaló en una entrevista reciente Santiago Pontiroli, analista de seguridad de la firma Kapersky.

“Prácticamente, 2 de cada 3 dispositivos en América Latina tienen vulnerabilidades críticas. Según nuestros datos, el 55% de las computadoras en la región todavía usan Windows 7 y el 5% Windows XP. Sin embargo, lo más aterrador es que la tasa de software pirateado es del 66%*, casi el doble de la tasa promedio mundial de 35%”, comenta Pontiroli

Entre los tipos de procedimientos más utilizados por los ciberdelicuentes para efectuar sus ataques se encuentran ataques de fuerza bruta para acceder a protocolos RDP, una explotación del protocolo de escritorio remoto «RDP» que permite tomar el control del equipo para acceder a datos sensibles.

Además de los ataques contra computadores, la firma Kapersky señala que en los primeros nueve meses del año se detectaron más de un millón de ataques contra dispositivos móviles, un promedio de 140,000 ataques por mes, con Brasil nuevamente a la cabeza de las cifras.

Ya en el pasado hemos podido observar como una gran cantidad de este tipo de ataques se ha referido a explotar vulnerabilidades que permiten robar recursos computacionales para la minería de criptomonedas, así como de datos claves de usuarios para lograr hacerse con sus criptoactivos mediante la extorsión o robo de identidades.

Sigue leyendo:

Fuente Cointelegraph

Last modified: Octubre 19, 2020