¿Es Bitcoin realmente descentralizado? El padre de todos los debates

Sin categoría

Según la comunidad Bitcoin, uno de los atributos más valiosos del Bitcoin es su descentralización. Después de todo, esta característica le aporta su distinción y la mayoría de sus beneficios. Las monedas fiduciarias como el dólar y el euro, por el contrario, son tildadas de centralizadas, porque son controladas por un pequeño grupo, los gobiernos y los bancos. Pero el Bitcoin es diferente. Comúnmente, la palabra “centralización” es usada por la comunidad casi siempre en un sentido peyorativo. Es decir, los sistemas centralizados son la causa de todos nuestros “males”, y deben ser reemplazados por sistemas descentralizados como Bitcoin. Tal vez, se nos olvida que la centralización en algunos casos es necesaria, y la descentralización en algunos casos podría ser perjudicial. Sin embargo, la actitud general parece ser la de ver a la descentralización como una panacea y a la centralización como un demonio. Pero aquí es donde la cosa se complica, porque la mayoría afirma que su cripto preferida es perfectamente no centralizada, pero las demás sí sufren de esta enfermedad. Todas las criptos han sido acusadas del mismo pecado en algún punto, pero al mismo tiempo todas se confiesan inocentes ante los reproches. Siempre las culpables son las demás. ¿Es Bitcoin realmente descentralizado? O, ¿es pura retórica? ¿La centralización es la bruja que debemos cazar? 

“Descentralización” es uno de los conceptos fundamentales de la tecnología blockchain. Es una de las palabras más usadas en el criptoespacio, sin embargo su definición no está muy clara y carece de precisión. Dentro de la comunidad cripto, la fuerte carga emotiva de la palabra y la ambigüedad de su significado crean las condiciones perfectas para su abuso en el discurso. Cualquiera se aprovecha de la palabra para defender su causa y atacar la de los demás, con razón o sin razón. Pero, ¿qué significa todo esto realmente? 

Juguemos al abogado del diablo por un momento. Por ejemplo, muchos acusan a Ripple (XRP) de ser una criptomoneda extremadamente centralizada. Sin embargo, otros refutan esta noción alegando lo contrario, y presentan a Ripple (XRP)  como una cripto en realidad más descentralizada que Bitcoin. Recientemente, el cofundador de Ethereum, Joseph Lubin descalificó a la nueva cripto de Facebook diciendo que básicamente es un “lobo centralizado con ropa de oveja descentralizada”. Irónicamente, los detractores de Ethereum utilizan frases muy similares para referirse a Ethereum. ¿Acaso Vitalik y él no dominan el desarrollo de Ethereum? La comunidad Bitcoin siempre está hablando de su alto grado de descentralización, y de cómo esto implica una superioridad entre las demás opciones. Sin embargo, más allá de la retórica, las cifras hablan por sí solas. En muchos aspectos, la realidad contradice al discurso oficial. Nace la duda, porque no sería la primera vez que se vende una utopía que no concuerda con la evidencia y los hechos. ¿Bitcoin cumple con lo que promete? 

Sigue leyendo: El cofundador de Ethereum critica el token Libra de Facebook por su centralización

La minería de bitcoins es en teoría descentralizada, pero la realidad demuestra lo contrario. Una sola compañía, la firma china Bitmain, manufactura casi todo el equipamiento minero debido a que domina más de 80% del mercado. Cualquier falla en su sistema afectaría a todo la minería bitcoin. 

Por mucho que hablemos de descentralización no podemos negar que los mineros dependen de una compañía que virtualmente mantiene todo el poder manufacturero de la industria con sus famosas ASICs. Por mucho que nos desagrade Bitmain, debemos reconocer que la llegada de esta compañía marcó un antes y un después en la minería.  Francamente, sus predecesoras no son recordadas precisamente por su calidad. Obviamente, Bitmain tiene sus méritos, y representa una mejora notable al compararla con lo teníamos antes de su aparición. Sin embargo, son un monopolio. Hay que admitirlo. 

Ahora conversemos del hashrate, porque Bitmain no solo tiene el dominio de la manufactura de los equipos de minería, también controla más del 40% de todo el hashrate del sistema a través de sus dos pools, BTC.com y AntPool. Si sumamos el hashrate de los dos pools de Bitmain con el de Slush Pool, F2Pool y ViaPool, estamos hablando que solo 6 compañías controlan casi el 60% del hashrate de todo ecosistema. Esta enorme concentración de poder le proporciona al sistema una gran vulnerabilidad. Bajo estas condiciones, un ataque global es técnicamente posible.  

Sigue leyendo: El Hashrate de Bitmain ha caído notablemente en los últimos 30 días

Hablemos de otra cosa ahora. Ciertamente, el código de la blockchain de bitcoin es abierto y público. Sin embargo, el Bitcoin tiene un creador, Satoshi Nakamoto. Una sola persona creó el código. Este personaje o ente único estuvo activo anónimamente en la primera etapa para luego desaparecer por completo. Nadie sabe quién es, pero se reconoce como el fundador e iniciador de todo. Desde su partida, la comunidad bitcoin ha estado huérfana de padre. Sin embargo, la comunidad depende de una tecnocracia de desarrolladores que, nos guste o no, son una minoría dentro de la totalidad. Es decir, la gran mayoría de nosotros no somos desarrolladores, y nos vemos en la obligación de confiar en este grupo en los aspectos más técnicos del sistema. Las bifurcaciones, las actualizaciones y las añadiduras son conducidas por ellos y cualquier falla aquí afectará al todo, desarrolladores y no desarrolladores. Hasta ahora todo ha funcionado bien, pero esperemos con los dedos cruzados que esto continúe del mismo modo en el futuro. 

Ahora mencionemos a los exchanges. Los principales exchanges son centralizados. En una época, prácticamente se contaba con solo uno, Mt. Gox, y todos sabemos cómo terminó esa historia. El colapso de este exchange causó una gran crisis, y tuvo que pasar mucho tiempo para que el Bitcoin se pudiera recuperar. Afortunadamente, hoy contamos con varios exchanges. No existe un exchange que tenga el monopolio del mercado. Sin embargo, se podría decir que el número de exchanges no es muy abasto, y en cierto sentido podría construirse un caso para afirmar que estamos esencialmente ante un oligopolio. Su poder es considerable, y su carácter centralizado implica un riesgo para todo el sistema. 

Sigue leyendo: Exchanges de criptomonedas experimentaron un importante aumento mensual del volumen en abril, según informe

También es verdad que la mayoría de los bitcoins en existencia se encuentran en pocas manos. Este mar está dominado por unas pocas ballenas y varios tiburones con el poder de comerse a la mayoría que son simples camarones. Carteras hay muchas, pero la mayoría de los bitcoins se encuentran en unas pocas. Una élite tiene el poder de manipular el mercado con su abultado bolsillo. El mercado del Bitcoin es sumamente manipulable debido a que los bitcoins no están distribuidos de manera equitativa en lo largo y ancho del mercado. Unos cuantos tienen la capacidad de afectar el precio a voluntad debido a su gran tamaño. Pocas son las manos que realmente jalan las cuerdas de la marioneta. En un artículo de la cadena de noticias Bloomberg, se menciona que por lo menos un 40% de todos los bitcoins en circulación son propiedad de tan solo 1000 usuarios. Nos guste o no, esto es una realidad. Es incómodo y desagradable, pero lamentablemente no es mentira. 

Sigue leyendo: La reanudación de la actividad de las ballenas de Bitcoin podría afectar los precios, dicen los analistas

Ahora bien, ¿es el Bitcoin realmente descentralizado? Podríamos decir que sí. Claro que sería un sí relativo. En este momento, todavía no está viviendo a la altura de su verdadero potencial, pero sí lo suficiente como para tener esperanza y confiar en su utilidad. El Bitcoin es comparativamente descentralizado, pero debemos admitir que no lo es totalmente. Se encuentra en su fase temprana, y todavía no está libre de contradicciones. Debemos reconocerlo con humildad, y dejar de pensar en absolutos. Tal vez, la realidad no coincide con la teoría, pero cada día que pasa podríamos estar acercándonos más a esa meta final que todos soñamos. 

¿Centralización o descentralización? He ahí un falso dilema, porque en realidad tenemos un híbrido. Nos ubicamos en un punto gris e intermedio. Los sistemas centralizados tienden a ser más eficientes y rápidos dentro del riesgo sistémico que implican. De hecho, pueden llegar a ser peligrosos, pero muy útiles en algunas ocasiones. Por otro lado, los sistemas descentralizados son más justos y equitativos, pero también pueden llegar a ser muy caóticos y pocos prácticos. Lo mejor es un sano equilibrio. Los mejores sistemas combinan sabiamente ambas tendencias para mayor efectividad. Bitcoin, he ahí una gran idea.

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com

Fuente Cointelegraph

Last modified: Julio 11, 2019