Fundador de MEW: El colapso de las ICO le enseñó a los demás proyectos cómo evitar represalias

Sin categoría

El auge de la oferta inicial de monedas (ICO) definió la industria blockchain en 2017 y el primer semestre de 2018, ya que el capital se destinó a la financiación de muchos proyectos nuevos y servicios relacionados.

Antes del quinto aniversario de Ethereum, Cointelegraph entrevistó a Kosala Hemachandra, el fundador de MyEtherWallet. Según reveló, el aumento de la actividad en 2017 convirtió la operación de un solo hombre – iniciada 10 días después del lanzamiento de Ethereum – en una empresa de software seria. 

MyEtherWallet estaba en ese momento entre las billeteras más populares y fáciles de usar, y tenía un soporte completo para tokens ERC-20 – fundamentales para la participación con las ICOs. La alternativa más conocida era la billetera Mist, lanzada por la Fundación Ethereum, la cual consistía en una billetera de nodos completos que requería un largo procedimiento de sincronización para ser utilizada.

La transición de MyEtherWallet a una “marca de confianza” comenzó en conjunto con las ICO, dijo Hemachandra. “Definitivamente era el año 2017. No puedo pensar en ningún punto específico en el tiempo, pero la locura por las ICO fue el punto de partida del cambio”.

Enseñanzas desde la era de las ICO

La tendencia de las ICO comenzó alrededor de enero de 2017, alcanzando su punto máximo hacia finales de año y terminando casi tan rápidamente como comenzó en diciembre de 2018: 

“Definitivamente lo vi [caer]. No lo vi al principio pero al mismo tiempo, sabía que las organizaciones gubernamentales definitivamente se involucrarían”.

El interés de los reguladores por las ofertas iniciales de monedas se puso de manifiesto con el llamado “informe DAO” de julio de 2017, en el que se analizaba una iniciativa de financiación colectiva para el año 2016 en forma del Ethereum DAO. La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos subrayó que los tokens DAO eran una oferta segura, lo que sugería que se llevarían a cabo intentos similares:

“Tan pronto como la SEC comenzó a involucrarse, supe que estas ICO no sobrevivirían, o que no continuarían sobreviviendo”.

Pero según él, ese análisis fue muy valioso para proyectos posteriores. “Creo que todo lo que sucedió en aquel entonces fue una buena lección para todos nosotros porque esas entidades se involucraron al máximo, y ahora sabemos lo que pueden hacer”, dijo.

Con ese conocimiento, los nuevos proyectos pueden diseñar sus tokens de manera que “superen esos obstáculos”, ya que las entidades gubernamentales “los dejarán en paz”.

“Fue una buena lección para algunos de esos proyectos de DeFi, porque si eso no sucedía, muchos de esos diferentes proyectos habrían tenido problemas en este momento porque la SEC habría ido tras ellos también“, dijo Hemachandra.

Cointelegraph informó anteriormente de que las cuestiones jurídicas eran probablemente un factor importante en el diseño del modelo de distribución de tokens de Compound, que se centraba en la adquisición mediante el uso en lugar del pago directo. Hemachandra señaló que, dado que Compound Labs ya no controla los contratos inteligentes, el protocolo tiene una capa adicional de protección contra el escrutinio.

Pero se opuso al hecho de que estas maniobras sean necesarias:

“Es una locura cómo estamos tratando de crear un sistema descentralizado que todavía está limitado por las autoridades centralizadas que están ejerciendo presión en todo lo que hacemos.”

Sigue leyendo:

Fuente Cointelegraph

Last modified: Agosto 4, 2020