Los estafadores se apoderan de la criptografía

Sin categoría

Uno de los temas destacados en el ecosistema de las criptomonedas sigue siendo la estafa, los intentos de aprovechar el desconocimiento sobre tecnologías todavía jóvenes para sacar dinero a inversionistas en todo el mundo. Algunas de las estafas, destacan con grandes redes o millones de dólares robados a sus víctimas.

Los diversos tipos de estafas incluyen ventas falsas de tokens (o monedas digitales), estafas de chantaje y servicios falsos que prometen “mezclar” las monedas de un usuario con las de otros para hacer que las transacciones sean más difíciles de rastrear, para luego huir con el dinero.

Antes de esta ola de eventos, ha habido casos similares donde surgen de la nada programas para hacer dinero, que parecen demasiado buenos para ser verdad, y succionan a las personas, para luego colapsar de repente. Las víctimas de estas estafas siempre quedan hundidas en penas y arrepentimientos, o al menos aquellas que sobreviven a las decepciones.

Veamos, algunos ejemplos de los fraudes más comunes encontrados en el mundo de las divisas digitales.

Phishing o suplantación de identidad

Esta es una de las estafas de criptomonedas más comunes y más riesgosas. Ocurre cuando un hacker se hace pasar por una plataforma o sitio web. El estafador hace una copia exacta del sitio web, pero lo aloja en otro dominio con un nombre similar.

No solo ocurre en sitios web, también hay estafadores que crean aplicaciones móviles que se hacen pasar por plataformas populares. Así, son capaces de robar tu correo electrónico y contraseña. Luego, pueden robar todos tus fondos.

Hay que ser especialmente cuidadosos con el phishing ya que, generalmente, no hay vuelta atrás. La plataforma no podrá devolverte el dinero robado, ya que alguien inicio sesión con tu propio usuario y contraseña. 

Exchanges sin regulación

Otro tipo de sitios que debe evitar, son los exchanges más nuevos, que no están regulados por ningún ente. Incluso sin la intención de ser una estafa, algunas plataformas no poseen las herramientas de seguridad necesarias para evitar ataques informáticos. Esto podría resultar en una pérdida permanente de sus fondos.

Revise los términos y condiciones del exchange, qué empresa está detrás y si tienen alguna licencia para operar. Algunos intercambios incluso realizan respaldos en monederos de almacenamiento “en frío”, lo que proporciona mayor seguridad a sus transacciones.

Ofertas ICO

Algunas ofertas ICO e incluso criptomonedas que se encuentran en el mercado, tienen características que generan inseguridad y dudas. Lo más recomendable es visitar los sitios web de estos proyectos, comprobar su plan de trabajo —y si lo han cumplido—  ver el equipo de trabajo que lo respalda.

Para los más expertos, recomendamos leer el informe técnico (white paper) de la criptomoneda. Allí encontrará toda la información técnica y los detalles de cómo se implementará dicho sistema. Así, puede comprobar el potencial de la criptomoneda a futuro. Desafortunadamente, no todos los proyectos tienen éxito; algunos incluso llegan a desaparecer con el tiempo. Y no son necesariamente estafas, el mercado no siempre reacciona positivamente a las nuevas ideas.

¿Y qué hacemos con la Blockchain?

Asimismo, una característica indiscutible de que una oferta de criptomonedas puede ser una gran estafa es la falta de una blockchain que soporte a dicho activo digital. Las tecnologías de contabilidad distribuida son la médula espinal de las monedas criptográficas, la falta de este sistema subyacente es también la falta absoluta de transparencia, seguridad y confianza en dicho cripto activo.

De forma general, a medida que hay más gente interesada en las criptomonedas, los estafadores están encontrando más formas de usarlas. En este sentido, podrían ofrecer inversiones y “oportunidades” de negocio prometiendo duplicar su inversión o darle libertad financiera, si observa alguna de estas ofertas es posible que esté siendo blanco de estafa. 

Sigue leyendo:

Fuente Cointelegraph

Last modified: Abril 8, 2020