Por qué el ajuste de dificultad de BTC de hoy puede hacer que el precio caiga

Sin categoría

El 25 de marzo, la dificultad de la minería de Bitcoin (BTC) disminuirá. La última vez que se realizó un ajuste a la baja, el precio de Bitcoin se desplomó más del 50%.

Dificultad de Bitcoin

La dificultad de Bitcoin está diseñada para ajustarse cada 2016 bloques o aproximadamente cada dos semanas. Este ajuste se basa en cambios en la tasa de hash o ‘hashrate’ de la red y ocurre regularmente en un intento de asegurar que la red continúe resolviendo nuevos bloques a una velocidad de uno cada 10 minutos.

Si el hashrate durante las últimas dos semanas ha aumentado, la dificultad también aumentará, haciendo que la minería sea más desafiante. Si el hashrate ha disminuido, el nivel de dificultad disminuirá, haciendo que los bloques sean más fáciles de resolver. El último evento es algo poco común, y algunos lo consideran un indicador históricamente malo para el precio de Bitcoin. Cuando tenga lugar el próximo ajuste, se espera que la dificultad de la minería disminuya en un 13.67%.

Historia reciente

El último ajuste a la baja tuvo lugar el 25 de febrero de 2020, cuando el precio de bitcoin fue de USD 9,989.39. Tres días después, cayó a USD 8,785.52, y para el 14 de marzo, había retrocedido a USD 4830.21. En un lapso de veinte días, bitcoin perdió el 52% por ciento de su valor.

Fuente: Cointelegraph, Quandle

El significativo ajuste a la baja anterior ocurrió el 7 de noviembre de 2019. El precio de Bitcoin en esa fecha cerró en USD 9,310.19. Unos veinte días después, el 26 de noviembre, el precio bajó a USD 6,907.4, perdiendo un 25.81% en total.

Los mineros se rinden

Si bien esta relación podría ser una casualidad, hay una razón detrás de la tendencia. El ajuste de dificultad descendente completa el llamado ciclo de capitulación de los “mineros”.

En resumen, supongamos que estamos en un punto donde la minería es altamente rentable. Esto lleva a que más mineros se unan a la red, aumentando la tasa de hash. Como resultado, la dificultad se ajusta hacia arriba y los márgenes se reducen un poco, pero la minería sigue siendo rentable, lo que incentiva a más mineros a unirse.

Este ciclo continúa hasta que una proporción relativamente grande de mineros ya no puede seguir el ritmo. Algunos se ven obligados a liquidar un porcentaje cada vez mayor de sus Bitcoins recién minados, agotando finalmente sus reservas. Esto provoca un aumento de la oferta de bitcoins para la venta en el mercado. En algún momento, se rinden y detienen la minería. El hashrate disminuye y, finalmente, la dificultad se restablece hacia abajo.

Philip Salter, jefe de operaciones en Genesis Mining, hizo eco de este sentimiento al hablar recientemente con Cointelegraph:

“No es diferente de los mercados tradicionales, tienes que vender todo para mantener las operaciones en marcha, para pagar tus deudas. Como minero tienes que pagar facturas, debes pagar la electricidad, las operaciones; y tus gastos están en dólares, por lo que, a medida que el precio de bitcoin cae, significa que tienes que vender más de tu inventario solo para continuar”.

Con la próxima disminución en la dificultad de minería de Bitcoin a solo unas horas de distancia, esta teoría pronto se probará una vez más.

Sigue leyendo:

Fuente Cointelegraph

Last modified: Marzo 25, 2020