Top criptonoticias de la semana: Una ballena rompió marca de los 10 mil dólares, 8 predicciones de Bitcoin y mucho más

Sin categoría

La gran historia de la semana es obviamente la superación de la barrera de los 10 mil dólares por Bitcoin. Lo logramos. Pero modestamente. Es un paso importante, porque romper una barrera psicológica tan significativa como esa siempre es algo para celebrar. Y naturalmente es una señal alcista muy esperanzadora. Lo logramos, pero modestamente. Es un triunfo, pero es un triunfo conservador. Suele suceder que justo después de superar una barrera de este tipo el precio se va a la luna. Porque el nuevo entusiasmo impulsa mayores logros. Sin embargo, en esta oportunidad, no dimos un salto épico después de cruzar el umbral de los 10 mil. El mercado mostró una cordura atípica. ¿Estamos madurando? Muchos quieren que Bitcoin suba a la luna todas las semanas. Yo soy de los pocos que no quiero eso. Francamente que prefiero un crecimiento lento, pero seguro que una montaña rusa de locura. Ahora bien, hablemos de las criptonoticias más leídas de esta semana. 

Ciertamente que nuestras miradas en estos momentos están en el halving. El halving es evento muy importante para Bitcoin por la sencilla razón que convierte a Bitcoin un activo cada vez más escaso. En 3 meses, como ocurre cada 4 años, la recompensa de los mineros se reduce a la mitad. Eso obviamente afecta la relación flujo/existencia de Bitcoin. Esto, claro, hace maravillas para el precio. Tendremos menos bitcoins nuevos después del halving, pero la demanda sería la misma. Entonces, no hay que ser genio para saber que un activo cada vez más escaso con una demanda creciente está destinado a subir de precio. 

Sin embargo, esto es la teoría. ¿Cómo funciona en la práctica? Bueno, se podría decir que para que el precio de Bitcoin suba debido al halving, los mineros deben sufrir un poco. No por mucho tiempo, pero sí por un buen rato. ¿Por qué? Las recompensas se reducen a la mitad, pero los gastos de los mineros se mantienen igual. Eso quiere decir que durante un tiempo es sumamente probable que el precio de producción de un bitcoin será menor a su precio de mercado. Es decir, los mineros estarían produciendo a pérdida. Muchos mineros pequeños se verían obligados a apagar sus máquinas. Después de todo, a nadie le gusta trabajar para perder. Por otro lado, los mineros grandes estarían en una mejor posición, porque la mayoría de ellos se pueden dar el lujo de no tener que vender nada de sus bitcoins recién minados para pagar las cuentas porque, por lo general, tienen reservadas de dinero fíat para esos fines. 

En otras palabras, los bitcoins minados no se venderían y se conservarían, esperando un mejor precio en el futuro. Las ventas generan una presión bajista. Entonces, en la ausencia de esta presión el precio naturalmente sube. Claro que esto es muy proceso relativamente largo. No es algo de días, es algo de meses. En los dos últimos halvings, el afecto se ha sentido realmente el año siguiente del año del halving. ¿Se repetirá la historia esta vez? 

Como ya es nuestra costumbre, no podía faltar la teoría de la ballena misteriosa y manipuladora para explicar los vaivenes del Bitcoin. Se podría decir que es nuestro deporte nacional. El avistamiento de ballenas es definitivamente una de nuestras pasiones más grandes. Y no podemos resistir a la tentación de recurrir a ellas cuando no sabemos lo que está sucediendo en el mercado. Como no podemos reconocer nuestra ignorancia, tenemos que recurrir a nuestro comodín de emergencia: La teoría de la conspiración. Y la teoría de la misteriosa ballena que opera tras bastidores para manipularlo todo es simplemente irresistible. 

Claro que siempre han existido grandes actores tratando de manipular los mercados. Eso no es secreto. De hecho, es natural. Lo interesante es el efecto mágico que tiene el mito de la misteriosa ballena en el imaginario bitcoiner. Es irresistiblemente tentador. ¿Qué está pasando? Debe ser una ballena. ¡Rayos!

Cuando se predicen muchas cosas, seguramente se acercarán unos y otras no. Pero yo pienso que no sería insensato asumir que Bitcoin crecerá en muchos sentidos. Es decir, en los próximos años, sus fundamentales seguramente se fortalecerán. La comunidad crecerá. La infraestructura crecerá. El precio subirá. Es probable que eso sea así porque los datos así lo confirman. Además, una cosa lleva a la otro. En otras palabras, es el efecto dominó. Las mejoras técnicas estimulan la usabilidad. La usabilidad crea comunidad. La comunidad sube el precio. La subida del precio atrae a la gente. Más gente en el sistema conlleva a más gente trabajando en el desarrollo de mejoras e infraestructura. Y así. El crecimiento de un aspecto estimula el crecimiento de otro. Y el sistema es mayor a la suma de sus partes. 

En mi humilde opinión, 7 de las 8 predicciones mencionadas en esta criptonoticia son un tiro al suelo. Eso va con plena seguridad. Algo tal vez tarde un poco más. Algo tal vez tarde un poco menos. Pero tarde o temprano esas cosas van. La adopción comercial va a crecer. Los fondos de cotización en bolsa serán aprobados algún día. Muchas de las soluciones de segunda capa serán un éxito. En fin, los fundamentales subirán como la espuma en los próximos años. El artículo como tal no tomó muchos riesgos en sus predicciones. La predicción más atrevida es la del fracaso categórico del proyecto libra de Facebook. De las 8 predicciones, esta, la de libra, no está tan clara. Es cierto que Facebook ha recibido una paliza muy dura por parte de los reguladores. Y sí, seguramente el proyecto original se verá obligado a modificarse en muchos sentidos. Y su lanzamiento oficial se verá pospuesto. Pero no podemos subestimar el poder de una corporación del tamaño e importante de Facebook. Ellos no son unos bebés indefensos. Ellos tienen una estrategia y devolverán los golpes. ¿Tendrán éxito? Es difícil hacer una predicción.  

En la vida siempre hay que tener una ilusión. Es importante contar con algo que tenga el poder de levantarnos en las mañanas. Una ilusión. Una esperanza. Un sueño. Algo. No todos tenemos la capacidad de soportar una vida sin el sueño de un futuro mejor. Eso aplica para la vida y aplica para los mercados financieros. Y en el espacio cripto aplica mucho más. Sin la esperanza del algo grande en camino el entusiasmo se apaga y el precio se desinfla. Ahora tenemos el halving y la idea de que el coronavirus y las tensiones geopolíticas están aumentando el precio de Bitcoin. Esta llama tiene que mantenerse viva con más leña para que no se apague. El aburrimiento es fatal para los mercados. Hay que tener una ilusión. Si no existe, hay que inventarla. 

La dolarización de hecho en Venezuela tomó vuelo y por los vientos que soplan no hay vuelta atrás. El dólar circula por todas partes y es natural que haya surgido la idea de un cajero Bitcoin que trabaje con dólares. El dólar no es la moneda de curso legal en Venezuela. Pero con una inflación de locura el dólar es simplemente más conveniente que el Bolívar. El uso comercial del dólar en Venezuela es tal que el Gobierno no tuvo más opción que tolerar la práctica. Un cajero Bitcoin-dólar en Venezuela es botarla de home run.

Fuente Cointelegraph

Last modified: Febrero 14, 2020